Una apasionada de la ganadería que produce carne en los Esteros del Iberá

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Tiziana Prada, junto a su marido, Johnny Gutiérrez, tienen una cabaña Braford que expande su genética en el país y en el mundo en el medio de la reserva, donde prima la sustentabilidad.

Fuente: Clarin

Tiziana Prada es una apasionada de los animales. Su amor por ellos comenzó desde muy chica, cuando hacía equitación. Pero cuando tuvo que elegir sobre su futuro, al finalizar los estudios secundarios, su pasión por las vacas fue más fuerte. Y así dejó a los caballos por los vacunos.

Por cuestiones de trabajo de su padre Hugo, quien trabajaba en el banco UBS, Tiziana nació en Suiza pero solamente vivió allí 2 años. Al regresar a la Argentina, su padre apostó por la ganadería en un campo en Feliciano, al norte de Entre Ríos y ahí Tiziana comenzó a palpar su amor por la actividad. “El campo era y es lo más grande que hay, me hice fanática. Me acuerdo que cuando mis padres querían pasar las fiestas en Europa yo me escapaba para quedarme en el campo”, contó en forma de anécdota.

Tiziana desde chica hizo equitación y tenía mucho futuro. Mientras cursaba los estudios secundarios, iba a entrenar caballos a Europa y un entrenador suizo le ofreció trabajar allá y dedicarse profesionalmente a la equitación. Pero cuando tuvo que decidir, entre competir afuera y trabajar profesionalmente en el exterior o dedicarse al campo, optó por quedarse en el país para estudiar Ingeniería en Producción Agropecuaria.

Según contó, siempre pensó en ser veterinaria por su amor por los animales, pero veía que era más completo el conocimiento que podía tener eligiendo esta carrera. ”Todo lo que sé de agricultura es para complementar la ganadería, para darle de comer a los animales. Somos fanáticos de la ganadería», remarcó.

Mientras estudiaba, se dedicaba a ayudar en el establecimiento familiar, que producía terneros de invernada de la raza Hereford.

Una vez recibida, junto a una amiga cabañera Victoria Steed, se fueron un año a la universidad de Texas A&M, Estados Unidos, reconocida a nivel mundial en ganadería. Luego, fue invitada a trabajar en una exposición ganadera en Houston, que se le hizo una costumbre todos los años. Y en uno de esos viajes, conoció a su actual esposo, Johnny Gutiérrez, quien es uno de los 5 hijos del reconocido cabañero Horacio Gutiérrez, fundador de la Cabaña Tres Marías.

No solo son compañeros de la vida, sino también de la actividad ganadera. Fundaron, junto a Hugo y Heather, la Cabaña “El Chañar” en Entre Ríos en 2001, con lo que significa esa fecha para la política-economía de la Argentina, absorbiendo el rodeo Hereford con Braford, y luego desplazados por el boom agrícola se mudaron a Corrientes. Comenzaron con un lote de 28 vacas CUT (cría de último ternero) y 8 vaquillonas y actualmente tienen 15 donantes importantes y 100 vacas en el plantel. Exportan su genética a Brasil, Colombia, Uruguay, Paraguay y México.

Ante este trabajo que vienen llevando, llegaron los frutos y consiguieron el Gran Campeón Macho y la Gran Campeón Hembra en la Exposición Internacional de Palermo, entre otros logros. Y ambos luego fueron campeones del mundo. Y ahora competirán en la probarán suerte en la Exposición Nacional de Razas que se realizará en la Sociedad Rural de Corrientes (SRC), desde este domingo al viernes 29.

La particularidad es que la cabaña está situada en un lugar emblemático para la Argentina: en una reserva privada, Estancia San Antonio, en el corazón de los Esteros del Iberá, donde producen de forma sustentable con el medio ambiente, auditada por la Fundación Vida Silvestre Argentina. También lo utilizan como turismo para que los visitantes que llegan a Pellegrini puedan disfrutar de la biodiversidad del lugar y vivir las tradiciones de la ganadería correntina.

Además de la cabaña, tienen un rodeo de vacas comerciales de cría y recría y piensan en llegar al engorde si las variables económicas se alinean.

Por qué Braford

“Elegimos Braford porque era una raza que tenía mucho futuro. Desde que arrancamos en el 2001 el crecimiento de la raza es exponencial. Se adaptaba mejor en la zona donde producíamos, obteniendo terneros más pesados y las vacas en mejor estado y con mayor producción.” indicó Tiziana.

“Fue hecha para poder producir más carne de buena calidad en zonas marginales, de climas rigurosos y pastos celulósicos. Además, es una raza mansa, hoy que los recursos humanos son pocos, si un animal es dócil, ayuda mucho y aumenta su producción”, destacó como una de las principales cualidades de la raza.

Remarcó que hay mucho interés por la raza Braford abriéndose muchas cabañas en los últimos tiempos. “Desde la asociación difundimos y promocionamos la raza pero estoy segura que la raza se difunde sola”, dijo Tiziana quien también preside la Asociación Braford Argentina. “Una vez que la probas, no hay vuelta atrás”, agregó.

Según su análisis, este auge de Braford se da por las características propias de la raza.

“Hay una diferencia cuando se compra un reproductor avalado por una asociación que un toro cualquiera, ya que posee registros y datos que lo respaldan, ademas muchos de ellos con datos de evaluación genética que permiten predecir su producción. Tener un animal de mejor genética es un plus, la inversión se paga sola, ya que los terneros son más precoces, se destetan con más kilos y de mejor calidad.”, describió.

Según precisó, hay demanda de otros países para el Braford argentino. “Se posicionó muy bien en el mundo. En las exposiciones más importantes del Mercosur, los Campeones y grandes Campeones en su mayoria son hijos de toros argentinos. También hay en Colombia y Ecuador. Antes salíamos a buscar líneas de sangre y hoy somos proveedores de genética Braford para el mundo”, indicó.

Críticas

Tiziana fue muy crítica sobre las decisión del Gobierno de otra vez cerrar las exportaciones de carne. “Es una negligencia total haber vuelto con esa medida sabiendo el impacto negativo que tiene sobre la actividad y toda la cadena de la carne. Es un coletazo para todos y en especial para el pequeño productor. Con estas medidas perdemos todos, pierde el pais”, dijo.

De todas maneras, sostuvo que a pesar de esta decisión, el ganadero siguió trabajando. “La ganadería es a largo plazo pero en el país, lamentablemente, no hay reglas claras”.

También fue tajante en el rechazo a los lineamientos que pretende presentar el Gabinete de Cambio Climático como propuesta argentina en la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático a fines de octubre en Glasgow, Escocia.

“Esta propuesta no ha sido acordada con los sectores involucrados, carece de un diagnóstico adecuado de la realidad argentina, copiando fórmulas de otros países que no se adaptan a nuestra realidad, no entendiendo las ventajas comparativas de nuestros sistemas productivos y desconociendo los últimos resultados sobre la situación de la ganadería argentina con relación al cambio climático”, advirtió.

Para Tiziana preocupa que la propuesta se base en restringir actividades, reducir el stock ganadero y limitar el cambio del uso del suelo como medidas de mitigación, en un país donde se propone aumentar la producción de alimentos, generar empleos y divisas promoviendo una producción eficiente.

“Este tipo de ponencias sólo nos llevan a la desinversión, a más pobreza estructural y desigualdad, condenando el futuro del sector rural y dejaría a la Argentina fuera de la oportunidad de ser un país que pueda colaborar con la salud del planeta generando servicios eco sistémicos en abundancia”, cerró.

Seguir leyendo otras noticias

Nuestros Auspiciantes